Reserva

Reserva

Se trata de un vino espumoso de calidad, obtenido mediante la realización de una segunda fermentación alcohólica, en botella, del vino base, y cumpliendo el Método tradicional. En Vino debe de permanecer, al menos, nueve meses en contacto con las lías y en la misma botella en la que tuvo lugar la segunda fermentación. Podrá ser: blanco o rosado.

Las principales variedades de uva utilizadas en la elaboración del cava son de uva blanca: Macabeo, Xarel·lo y Parellada. También se utilizan otras variedades como Chardonnay o Pinot Noir y, de manera menos extensa, Subirat parent  (Malvasía).  Para los cavas rosados se utilizan las variedades de uvas negras Garnacha, Monastrell y Trepat.

El cava requiere de un tiempo mínimo de crianza en botella de 9 meses para los Cavas de Guarda o Cavas jóvenes y de por lo menos 18 meses para los Cavas de Guarda Superior.

Los Cavas se clasifican de dos maneras diferentes: según su contenido de azúcar (gramos por litro) y  según su tiempo de crianza.

Según el tiempo de crianza en botella, un Cava puede pertenecer a las siguientes categorías:

Cavas de Guarda: Son Cavas entre 9 y 17 meses crianza, caracterizados por ser ligeros, frutales y cítricos, con una burbuja chispeante.

Cavas de Guarda Superior: Su mayor tiempo de crianza en botella añade complejidad y riqueza aromática.

Cava Reserva : entre 18 y 30 meses de crianza.

MOSTRAR FILTROS

Mostrando el único resultado