Bodegas Fariña

Una bodega familiar, con un gran equipo de profesionales.

Se levanta en Toro, en un entorno de viñas viejas, con una construcción exterior inspirada en la arquitectura tradicional.

Cultivan más de 300 hectáreas de viñedo propio donde practican una viticultura moderna, sostenible y tecnificada, cuyo objetivo es lograr la máxima calidad de su variedad local, la Tinta de Toro, y orientar la producción de cada parcela hacia vinos diferentes, con una personalidad propia.

Elaboran vinos con una producción limitada que rinden homenaje en su etiqueta a tradiciones rurales de su tierra y son reflejo de sus compromiso con la puesta en valor de lo local y lo tradicional.

El cuidado de las viñas se convierte en un objetivo primordial, un trabajo diario de especial trascendencia.

FILTRAR

Mostrando el único resultado